Consejos sobre la calidad de impresión y su uso




La calidad de impresión que utilicemos a la hora de realizar nuestras impresiones influye mucho en el uso que queremos y que podemos dar a cada documento concreto, así como también en el consumo de tinta de nuestra impresora.

Si utilizamos el nivel de calidad mínimo obviamente alargaremos la duración de nuestros consumibles y conseguiremos ahorrar dinero, pero los documentos o imágenes que imprimamos de esta forma no tendrán un gran atractivo visual.

Por ello debemos tener claros algunos principios básicos sobre cuándo resulta conveniente apostar por utilizar una mayor calidad de impresión y cuando no, en función de diferentes aspectos como por ejemplo el uso que vayamos a dar a cada documento o imagen en concreto.

Es posible que para algunos resulte un poco complicado tener que pensar y ajustar con cierta continuidad la calidad de impresión, pero los beneficios son evidentes y no se limitan al ámbito empresarial, sino que se trasladan también al ámbito particular.

Así, si vamos a imprimir apuntes relacionados con nuestros estudios, por ejemplo, podemos recurrir al modo borrador. Lo mismo resulta aplicable a otros documentos como instrucciones, recetas de cocina y otros.

Sin más os animamos a revisar el artículo completo que hemos publicado en Gestion de Impresión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Cómo crear un USB de arranque para instalar Windows o Linux

Cómo cambiar el idioma de Microsoft Office 2010