Por qué navegar en modo incógnito no es tan privado como parece

Hace poco hablamos sobre navegar en Internet como un experto, y entre estos consejos mencionamos el modo incógnito del navegador. Con un nombre como ese el usuario esperaría que todo lo que visite usando esta función debería ser completamente privado, pero es un concepto bastante relativo.
Navegar en modo incógnito sirve para que al cerrar la ventana de navegación el historial, cookies y otros elementos sean eliminados, como si nunca hubieses visitado ninguno de esos sitios. Sin embargo, esto tiene sus limitaciones, porque aunque no se guardan los datos de manera local dentro del ordenador, tu información puede ser recolectada de otras formas.

A través de la tarjeta de vídeo

Evan Andersen, un usuario de Internet y jugador de videojuegos, compartió en su blog hace un par de años que un día estuvo visitando páginas web con contenido adulto a través de una ventana en modo incógnito de Chrome. Un rato después intentó abrir Diablo III para jugar, pero en lugar de mostrarse el juego, se vio una captura de las páginas que había estado visitando previamente.
Evan también es un estudiante de Ingeniería eléctrica y de computación, así que empezó a investigar por qué le sucedió esto. Aparentemente, al cerrar la ventana en modo incognito de Chrome su framebuffer fue añadido a la memoria de la tarjeta de vídeo NVIDIA que usaba en esa época, y no fue refrescado cuando decidió cerrar la ventaja privada y abrir Diablo III.
Obviamente este problema no debe ser algo demasiado común, pero ciertamente es una forma de mostrar que esa navegación privada no es tan privada como suena porque hay otras maneras en las que el ordenador guarda nuestros datos.


navegar en modo privado


Canvas fingerprinting

Una de las maneras más comunes que los sitios web usan para rastrear a los usuarios es a través de las cookies. Algo importante sobre ellas es que pueden ser borradas, y usando el modo incógnito se evitan completamente. Pero las páginas web están comenzando a usar un método distinto, casi indetectable, para rastrear a sus visitantes, algo llamado canvas fingerprinting.
Esta forma de detectar lo que los usuarios hacen en Internet es tan nueva, que solo ha sido comprobada por medio de estudios de expertos en el tema y casi suena a teoría de conspiración. Según este estudio, canvas fingerpinting usa un elemento canvas en HTML5 en lugar de las conocidas cookies. Aparentemente, más de 5000 sitios web populares en el mundo (incluyendo DailyMotion, la web de la Casa Blanca, y muchos sitios de contenido adulto) usan este método para obtener información de los usuarios que los visitan.

Malware y extensiones

La mayoría del malwares está diseñado para molestar, hacer daño y rastrear al usuario que afecta. Aunque usualmente usan el navegador como una vía para infectar, terminan instalándose dentro del ordenador, así que ningún modo incógnito podrá evitar que se envíe información acerca de nuestros hábitos como usuario de Internet.
Por otro lado, algunas extensiones también guardan información sobre lo que hacen los usuarios que las instalan. Cuando navegamos en modo incógnito, todas las extensiones son desactivadas por defecto, pero se pueden activar de manera manual para que funcionen también en las ventanas privadas. Sin embargo, esto eliminaría todo el propósito de la navegación en incognito.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes