Cinco razones para instalar una ROM Android personalizada y algunas para no hacerlo




Cinco razones para instalar una ROM Android personalizada y algunas para no hacerlo



Las posibilidades de Android como sistema de código abierto permite a los desarrolladores obtener su código, añadir funciones, y construir sus propias imágenes del sistema operativo para smartphones o tablets de la plataforma.
La oferta en ROM Android personalizada es muy amplia y están disponibles para casi cualquier dispositivo con Android en sitios como xda-developers, la gran cocina ‘mundial’ de este tipo de desarrollos que además de ROMs, ofrece kernels, mods, instaladores, rooteadores, temas, iconos, herramientas y en general, una amplísima cantidad de recursos con todo lo necesario para instalar las imágenes del sistema.

¿Es todo oro lo que reluce? ¿Merece la pena instalar una ROM Android? ¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

Ya te ofrecimos un especial de CyanogenMod, una de las ROM Android más populares. Software libre y de código abierto (aunque como todas las ROM incluye algunos controladores y aplicaciones privativas) aporta mejoras y nuevas características sobre lo que entregan los fabricantes. Para que tengas más datos para decidir, hoy señalamos las ventajas generales del uso de este tipo de desarrollos y algunas de sus contrapartidas aunque puede variar mucho de una ROM a otra y en cualquier caso, lo bueno, es que podemos sustituir por otra si no acaba de gustarnos.

Acceder a la última versión de Android

Esto es, con mucho, la razón más popular para instalar una ROM personalizada. La mayoría de fabricantes tardan semanas o meses en actualizar sus dispositivos con Android. O simplemente no lo hacen nunca por motivos comerciales (vender nuevos terminales), incluso cuando el smartphone está en uso y dispone de hardware para soportarlo. Algunas de las grandes ROM personalizadas ofrecen incluso una vez instaladas actualizaciones automáticas con un simple clic. Mención especial para los Nexus, que Google sí se encarga directamente de sus actualizaciones en cuanto están disponibles nuevas versiones de Android aunque incluso en este caso, si Google no lo hace con equipos viejos, una ROM Android personalizada puede ser la solución para darle nueva vida al terminal.

Reemplazar las interfaces de los fabricantes

HTC, Samsung, LG, etc, incluyen como capa superior su propia interfaz de usuario, aplicaciones y widgets, que sustituyen a la versión oficial de Android que conocemos como stock. A algunos usuarios les encantan pero a otros no le gusta nada. Las ROM de terceros dan la posibilidad además de actualizar el sistema, de mantener o quitar este tipo de interfaces.

Eliminar Bloatware

Igual que pasa cuando compras un PC con Windows, la cantidad de aplicaciones basura que instala el fabricante es notable. Aplicaciones que ni has pedido ni seguramente necesitas y que te quita capacidad de almacenamiento, memoria y rendimiento, por no hablar de aquellas que invaden tu privacidad por ejemplo almacenando datos personales en las nubes de los fabricantes sin que tú lo hayas decidido expresamente. Hay otras formas para eliminar este bloatware pero la más efectiva es instalar una ROM personalizada.

Agregar características adicionales y mayor personalización

Otro de los puntos fuertes de estos desarrollos es el añadido de nuevas características que no están disponibles o están tan escondidas que no son usables en el sistema de los fabricantes. También ofrecen ajustes adicionales para mejorar prácticamente todas las opciones de gestión del terminal, incluyendo el aumento de rendimiento o autonomía según necesidad. Temas, pieles, iconos, desbloqueo y un largo etc, se añaden en este capítulo.

Configurar permisos

Las ROMs personalizadas incluyen a menudo formas de gestionar los permisos de aplicaciones para Android, un gran problema en materia de seguridad porque es un coladero para el malware. Casualmente, no todos los fabricantes ofrecen tantas opciones.

Desventajas de instalar una ROM Android personalizada

No todo puede ser positivo aunque ya decíamos que depende mucho del tipo de dispositivo y de la ROM que utilicemos pero en general nos podemos encontrar con problemas como:
  • Estos desarrollos no están cubiertos por la garantía de los fabricantes y pueden ponernos problemas en caso de avería.
  • Algunas ROM optimizan el rendimiento pero pueden agotar la batería de forma más rápida que la oficial. No son todas.
  • Los desarrolladores no tienen acceso a todos los controladores y no pueden soportar cada componente del terminal, lo que puede resultar en hardware que no funcione tan bien como debería. Estos bugs están citados en las notas de versión de cada ROM.
  • La ROM personalizada no ha sido probada de la forma y recursos que lo hace el fabricante por lo que puede sufrir errores no especificados, inestabilidades o reinicios. Como en casos anteriores, lo mejor es la facilidad con la que podremos probar kernels y ROM hasta dar con la adecuada para nuestro dispositivo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes