Cómo navegar en Internet de forma privada y segura


Aunque parezca ciencia-ficción, lo cierto es que todos nuestros pasos en la Red están vigilados -como si de Gran Hermano se tratara- por mil y una empresas que los usan en parte para mejorar sus servicios (personalizando lo que vemos en la pantalla), en parte para obtener beneficios de esa mayor segmentación.
Pero lo que mucha gente no sabe es que ese seguimiento o rastreo es voluntario. Solemos aceptar estas condiciones en la letra pequeña de los avisos legales del navegador, al visitar webs que instalan cookies en nuestro PC o al utilizar determinados servicios web. Todo ello puede vigilarse, monitorizarse y evitarse… si sabemos cómo.

Plugins para Firefox

Los usuarios de Firefox están de enhorabuena, pues el navegador de Mozilla es uno de los que más opciones ofrecen a la hora de navegar de forma privada y segura. Dejando a un lado las funciones de configuración y seguridad del software, así como el Modo Privado de navegación en el que no se guarda ningún registro de lo que hayamos visto en la Red durante la sesión, lo que más nos puede facilitar la vida en este sentido son los numerosos plugins que existen para Firefox.


Firefox - navegación privada y segura
Complementos como Adblock Plus, una herramienta que bloquea automáticamente los anuncios y publicidades de las páginas web que visitemos, además de bloquear el acceso a los sitios infectados o sospechosos de albergar malware.


Destaca también DoNotTrackMe, un plugin –disponible también para el resto de navegadores- que evitará que las redes de publicidad puedan seguirnos el rastro a través del historial, evitando así que alteren los precios de un producto que ya hemos visto (como sucede, a veces, con las búsquedas de vuelos low-cost) o que nos muestren resultados alterados porque presupongan que son los que más nos interesan.
Similar a este último nos encontramos con Disconnect Search, que cuenta como principal valor el ser capaz de ocultar incluso las búsquedas que realizamos directamente en la caja de navegación (aquella en la que ponemos la URL de las páginas web).

Plugins para Chrome

Chrome es, junto a Firefox, el navegador que más posibilidades ofrece a la hora de salvaguardar nuestra privacidad. Ello a pesar de que Google, el promotor de este navegador, es una de las compañías que hacen un uso más intensivo del rastreo de historial y cookies para controlar los movimientos en la Red de sus usuarios.
Así pues, nos encontramos con complementos como NotScripts, un plugin que evita que se ejecuten elementos añadidos al código de la web (como Javascript), habituales contenedores de malware. Sin embargo, el uso de esta herramienta es algo pesado, ya que debemos añadir manualmente las páginas en las que sí queremos que se muestren estos elementos y que son esenciales para poder visualizar muchas partes y contenidos de la inmensa mayoría de portales de la red.
Google_Chrome_icon_(2011)


Por otro lado, al igual que en Firefox, en Chrome podemos instalar un plugin para evitar el rastreo y seguimiento de las compañías publicitarias (como Adblock Plus), que además nos evitará esos molestos anuncios pop-up que nos impiden ver la web que realmente nos interesa. En ese sentido, también contamos con la posibilidad de bloquear todas las cookies durante nuestra navegación, como Vanilla Cookie Manager.
Además, si queremos asegurarnos de que todas las contraseñas o claves bancarias que enviemos a través de Internet estén completamente cifradas y transmitidas a través de protocolos seguros, siempre podemos añadir un complemento como SaferChrome, que se asegurará de ello en todo momento.

Complementos para Internet Explorer

El navegador de Microsoft, pionero de entre todos los que aparecen en esta lista, también cuenta con sus propios complementos, aunque son más limitados en cantidad que los que encontramos en su competencia.
Por ejemplo, podemos evitar que alguna compañía pueda seguirnos el rastro de navegación con DoNotTrackMe, que además nos mostrará el número de bloqueos que ha efectuado en tiempo real en una barra situada en la parte superior de Internet Explorer, o encriptar los caracteres que introducimos en las webs a medida que los tecleamos con KeyScrambler Personal.

Plugins para Safari

Aunque los ordenadores de Apple siempre se han considerado más seguros que los que montaban Windows, lo cierto es que están igual de expuestos a nuevas amenazas que las máquinas de Redmond.
Por ello, debemos proteger nuestro Mac con algunos plugins para Safari que eviten comportamientos no deseados en nuestro acceso a Internet. Por ejemplo, existe una herramienta -Pith Helmet- que nos permite bloquear todo tipo de contenido adicional que no sea texto plano e imágenes, para así evitar cualquier distracción o molestia innecesaria. También podremos crear filtros personalizados y bloquear determinadas páginas web que sean maliciosas con complementos como CutX.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Los mejores limpiadores de malware para Windows