Encuentra con Prey tu teléfono robado

Perder tu teléfono o que te roben el celular es algo en lo que todos hemos pensado alguna vez y, lamentablemente a algunos nos ha ocurrido. Actualmente el dispositivo móvil es uno de los elementos más importantes con los que contamos, pues nos sirve para casi todo (comunicarnos, saber si tenemos una cita, encontrar un sitio en el mapa...).

Por suerte, en caso de pérdida o robo del teléfono, Android y iOS cuentan con medidas de seguridad para encontrarlo. Android cuenta con el Administrador de dispositivos Android y iOS (iPhone, iPad) tiene la función Buscar mi iPhone.

A continuación vamos a ver una alternativa a estos sistemas de seguridad, Prey. Disponible para Windows, Mac y Linux en escritorio para dispositivos móviles Android y iOS (iPhone, iPad), Prey te ayudará a recuperar tu móvil en caso de robo o pérdida.

1. Instalación

La instalación de Prey no tiene secretos. El proceso es idéntico al de cualquier otra aplicación. Desde tu teléfono, descarga Prey para Android o Prey para iPhone/iPad.


Una vez instalado, tendrás que crearte una cuenta de usuario, que te servirá para buscar tu teléfono desde la web de Prey. Puedes hacerlo desde la misma aplicación o desde su página oficial.

2. Configuración

Por defecto, Prey no requiere configuración, pues tras instalar la app en tu teléfono e iniciar sesión, ya está preparada para activarse en caso que desde tu página de usuario des la alarma. Sin embargo, cuenta con opciones muy útiles y que vienen desactivadas.

Puedes, por ejemplo, activar una alarma, un mensaje de alerta en la pantalla o bloquear el teléfono, opción esta última solo en Android. Estas opciones te serán útiles si sabes que el teléfono está cerca de ti pero no has localizado la ubicación exacta en un radio relativamente pequeño o para ayudar a la policía si está cerca del dispositivo extraviado. Encontrarás estas opciones en la página de usuario de Prey.



Si lo que quieres es que la persona que se agencia tu teléfono no reconozca la aplicación, puedes configurar esa opción desde la propia app, que simula la pantalla de bienvenida como si fuera un juego de "Hundir la flota", si bien quien lo reconozca puede desinstalarla. Para evitarlo, la única solución es ocultar la app dentro de una carpeta o, mejor aún, procurar que el teléfono se bloquee con código para que sin él nadie tenga acceso a las aplicaciones.

3. ¿Dónde está mi teléfono?

Pongamos que ya tenemos Prey instalada en nuestro teléfono, configurada a nuestro gusto y, oh desgracia, nuestro celular desaparece, no sabemos si porque lo hemos perdido o porque nos lo han robado.

Tras tomar aire unos segundos y tranquilizarnos un poco, lo primero que hay que hacer es acceder a la cuenta de usuario de Prey desde un navegador web. Podemos acceder desde otro teléfono, tablet o desde un ordenador cualquiera.
 
En el apartado dedicado al dispositivo, tendremos que hacer clic en la opción Missing. Se desplegará un menú para indicar a Prey cada cuántos segundos queremos el informe, es decir, dónde se encuentra el dispositivo gracias a la geolocalización y una fotografía tomada con una cámara. Después de hacer clic en el botón Ejecutar Prey, el servicio empezará a vigilar nuestro teléfono.
Desde la pestaña Reportes tendrás acceso a un mapa donde viene marcada la posición del teléfono y las fotografías a medida que se van enviando. Con esos datos, puedes recuperar tu teléfono, por tu cuenta o contactando con las autoridades.

¿Alguna vez has perdido tu teléfono? ¿Cómo lo has recuperado?

Artículos relacionados

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercita tu cerebro con estas siete actividades

Sample Focus, una sencilla web para descargar muestras de sonidos

Edita todas tus fotografías a la vez gracias al procesado por lotes